escorts

¿Sabes lo que es un «ginoide»? Tal vez has tenido fantasías con alguno…

escort artificial

¿Cómo se llamaría técnicamente a una escort artificial?: «Ginoide». Puede sonar raro, pero no tanto si lo asociamos con una palabra mucho más frecuente: «Androide». Ateniéndonos a las etimologías, digamos que un «Androide» es un ser artificial con forma humana (de hombre, concretamente). Y, por lo tanto, un «ginoide» será un autómata con forma de mujer. Tan simple como eso.

Se han escrito, dibujado y filmado toneladas de contenidos a lo largo de más de un siglo sobre este tipo de engendros. Pero debemos considerar dos asuntos importantes al respecto. El primero es que cada vez tienen menos de «fantasía». Hay muchísimos de ellos (o ellas, en este caso). Y también que serán una presencia frecuente, y aunque sigamos prefiriendo a las mujeres reales, no por eso las ignoraremos. Van a estar ahí, y en cantidad creciente.

Ginoide, mujer sintética, fembot o como quieras llamarla

Hay una cantidad enorme de féminas sintéticas que se crearon en las artes visuales, casi siempre dotadas de una carga erótica o alegórica relevante. Veamos tres del cine que son icónicas, y han despertado no pocas fantasías.

°PRIS (BLADE RUNNER, 1982 – Ridley Scott)

Interpretada por una principiante Daryl Hannah, Pris era una replicante específicamente producida por la corporación Tyrell como androide de placer para los humanos de las colonias planetarias, con aires «neo punk» y comportamiento excéntrico. Básicamente, se trataba de un ser casi totalmente orgánico, aunque con fecha de caducidad. De muerte, mejor dicho. Y por ahí andaba la premisa de este gran clásico de ese tipo de ciencia ficción que te deja pensando. En la secuela «2049», la cubano-española Ana de Armas tenía un papel equivalente, como una especie de escort artificial y holográfica, y emblema de erotismo futuro. Aunque no era el mismo personaje.

°ILIA (STAR TREK: THE MOTION PICTURE – 1979 – Roberto Wise)

Los millones de «trekkies» (fans de Star Treck) que hay en todo el mundo, recuerdan a esta ginoide interpretada por la actriz india Persis Khambatta. Es que se la vio nada menos que en el debut de la saga en la pantalla grande. De acuerdo al argumento, esta belleza exótica, con un rostro perfecto y cuerpo de escort nada artificial, era una teniente que es desintegrada por una entidad extraterrestre (que finalmente no lo era, para nada…) y luego devuelta a la Enterprise como un organismo cibernético.

°T-X (TERMINATOR 3: LA REBELIÓN DE LAS MÁQUINAS- 2003 – Jonathan Mostow)

Aquí teníamos una mujer artificial de alto impacto. Era la modelo y actriz Kristanna Loken, y tuvo a su cargo nada menos que el papel de villana en esta celebrada película. Era una verdadera supermodelo, con un cuerpo digno de la mejor escort, sin nada artificial, que se lució en todo su esplendor con un desnudo total en la secuencia en la que llegaba desde el futuro al tiempo presente.

Son incontables las versiones y variantes de mujeres artificiales (escorts o no) que vimos en el cine. Y no son menos las que nos regalaron las series. Pero de ellas nos ocuparemos en otro artículo.