¿Por qué los casados eligen servicios de acompañantes VIP?

Ningún hombre puede resistirse a contratar servicios de escort VIP. Esta es una fantasía a la que, de una manera u otra, todos llegamos. Se piensa que con ellas se puede cumplir cualquier fantasía que el pudor no puede aceptar, pues el matrimonio es un vínculo sagrado. Pero una pequeña encuesta tanto con hombres casados como con acompañantes de alto nivel revelan las intenciones verdaderas para contratar dicho servicio. Desde la búsqueda de variedad en la intimidad como un simple acompañamiento casi sentimental, los casados recurren a las escorts VIP por variadas razones; en lo que sigue, se enumerarán algunas.

Variedad y probar algo nuevo

La principal razón por la que hombres casados buscan servicios de acompañantes VIP es para buscar variedad en su vida sexual. La mayoría de las veces se trata de hombres casados con mujeres para quienes la sexualidad es un asunto cuyo objetivo es la reproducción. Algunas escorts VIP señalan que hay hombres con décadas de matrimonio que recurren por primera vez a ellas. Buscan solo cumplir una fantasía que con su esposa no pueden ni siquiera platicar. Y tales fantasías son una gran variedad: desde bondage hasta sexo anal, por ejemplo. Estas fantasías pudieran ser, además, inspiración de alguna película pornográfica; hay veces en que se pudiera contratar incluso a dos escorts e interactuar con ellas. Se trata de experimentar, a fin de cuentas.

Tiempo

Al ser el servicio VIP de acompañantes algo costoso, quienes contratan a las acompañantes tienen un alto poder adquisitivo. Mucho trabajo a veces implica muy poco tiempo para procurarse placer. Sin querer recurrir al galanteo, y sabiendo que mediante este se busca una relación sexual, los hombres casados buscan en las escorts VIP una satisfacción. Ramos de rosas, chocolates, paseos incluso, esos se dejan para la esposa en cada vacación que toca ir a la playa o al campo; pero hay que darles cumplimiento a las necesidades físicas y urgentes. Contratar a una acompañante VIP es mejor, en todos los sentidos, que intentar seducir ya sea a la esposa o a una nueva conquista.

Fidelidad

Algo en lo que coinciden tanto las acompañantes como los hombres casados es que no son infieles al contratar a una escort VIP. Tener sexo con otra persona no significa una infidelidad, pues no se traiciona la fe o la confianza que se tiene a la otra persona. Además, ¿quién sabe?, nadie puede asegurar que las esposas hagan lo suyo. Recurrir a un servicio de acompañantes VIP es como recurrir a un servicio de psicología, o como ir a un gimnasio: el cuerpo lo agradecerá. Algunas acompañantes señalan que los esposos contratan un servicio VIP porque quieren regresar a sus casas; sí, recurren a las chicas pero saben que su corazón (y su seguro médico) le corresponde a sus esposas. La escort VIP no aparece como un compromiso más allá de disfrutar de un buen bocado.

Falta de atención en casa

Si bien no siempre, a veces los hombres casados recurren a servicios de escort VIP porque en sus casas no tienen la atención sexual que requieren. Tanto las chicas como los hombres coinciden en esto: no es que los hombres sean desdichados en sus casas, sino que no se sienten bien atendidos. Luego de años de matrimonio, de verse y de conocerse (sobre todo esto), llega un momento en que la pasión se difumina entre los deberes, los hijos, las colegiaturas y las fiestas a las que hay que estar. El hombre a veces se percibe como una billetera andante, y quien necesita sentirse consentido, recuperar esa fuerza viril, aunque sea por unas horas, para recordar su fuerza. Sí, las acompañantes VIP no son psicólogas, que las habrá, pero ayudan a la mente de los hombres casados más que una terapia. La mayoría de las veces, sí.

Sexo. Simplemente sexo

Seamos honestos: incluso siendo bien atendidos en la cama por la esposa, hay una parte del hombre que siempre quiere más: más sexo, más velocidad, más dinero. Por morbo, por saber que uno puede, porque sí, contratar un servicio de acompañamiento VIP, incluso endeudándose, siempre ha sido una meta. Y es que uno busca libertad en el sexo, más que solo acompañamiento o una relación sentimental.

Al contratar un servicio VIP de acompañamiento, se sabe que lo que suceda durante ese tiempo se tratará de uno, que, incluso cuando se trate de una fantasía, es una deliciosa fantasía en la que vale casi de todo. Claro, siempre con respeto a la chica que ofrece su servicio. En Argentina XP encontrarás a esas chicas que te acompañarán para realizar esa fantasía que desde hace tiempo tienes en mente, pero que tu esposa pudiera no cumplir, o que definitivamente no va a llevar a cabo; lo mejor, es que te ahorras todo el trabajo de convencimiento.