Más que una cara bonita

“El trabajo dignifica”, frase más que trillada pero real. Es una realidad que sin dinero no se puede vivir. Algunas personas se encierran 6/9/12 hs en oficinas, otras salen a buscar oportunidades y se la juegan emprendiendo por su cuenta y otras después dedican 4, 6 o más años de su vida estudiando una carrera para recién ahí poder pretender generar sus primeros ingresos. Tantas realidades como personas en el mundo, pero todos compartimos el hecho de que nada es regalado y que para vivir bien hay que trabajar.

Otra gran verdad es que es imposible para el ser humano encontrar la satisfacción total y menos aún autosatisfacerse, toda satisfacción sexual real implica la presencia de un otro.

Cumplir las fantasías de otras personas es una tarea más que importante y valiosa.

Ya te imaginarás hacia donde voy… Sí, tu trabajo vale y vale mucho. Sea cual sea el motivo por el cual trabajes (mantener una familia, tener una vida digna, darte tus gustos o cualquier otro), es lo que te da el dinero cada día. ¿Acaso viste a una maestra avergonzarse por su trabajo? ¿Alguna vez te dijo un abogado que se sentía menos por ser abogado? Cada profesión/oficio tiene sus pros y sus contras, eso es así, pero nada de qué avergonzarse o tener que ocultar.

¿Hasta qué punto podés disfrutar de las posibilidades que te da tu trabajo si no lo podés hablar abiertamente? ¿Cuál es el motivo? ¿Miedo? ¿Vergüenza? Hay una frase que me enseñaron que te quiero compartir “vergüenza es robar”, por lo que te invito a que te sientas orgullosa, que valores lo que haces y lo puedas compartir sin ese temor del “qué dirán”.

Cambiemos de roles, ¿Cómo te sentirías si tu mamá te contara que podés ir al colegio, vestirte y disfrutar de la comida de todos los días gracias a que de noche trabaja cumpliendo las fantasías de hombres que se sienten solos, que buscan de una compañía y que a veces hasta hace cosas que quizás no son lo que más le guste o disfrute para poder darte la vida que te mereces? ¿Te daría vergüenza? ¿Estarías agradecida por su esfuerzo y cariño, no?

Dejemos esto de “la doble vida”, eres una persona única, más allá de que quizás puedas ir cambiando de nombre, de personajes, los artistas hacen lo mismo y no dicen tener 2 vidas.

Todo empieza por uno, valórate y valora lo que haces y vas a poder decir lo que haces sin miedo.