5 situaciones de escorts y 5 soluciones para convencer al cliente

5 situaciones de escorts y 5 soluciones para convencer al cliente

Con base a nuestra amplia experiencia en el mundo de las escorts, y más aún, de las escorts de lujo, aquí te presentamos 5 situaciones de ventas difíciles de cerrar a las que te puedes llegar a enfrentar como chica de compañía, y como poder concretarlas de forma exitosa.

El que no sabe lo que busca

Desde que comienzas a tener contacto con algún posible cliente vía WhatsApp, puedes ir empezando a delinear el tipo de perfil que tiene; uno de los que no pueden faltar, son los curiosos que te enviaron mensaje sólo porque te vieron en algún directorio de prestigio como argentinaxp.com, pero sin saber en realidad que es lo quieren. Si notas que no van al grano y empiezan a hacer demasiadas preguntas, puede ser uno de estos casos; en este sentido, enviarles una sexi fotografía de ti -como si te la hubieras tomado en ese momento-, puede comenzar a clarificar las cosas. También vale la pena en estos casos ser un poco paciente, y ofrecerle ideas sobre que pueden hacer juntos, y quizás así finalmente se de cuenta que es eso que tanto desea y tu le puedes dar.

El tímido

No falta también el que parece que quiere contactarte sólo para ser amigos; aveces es por caballerosidad, otras tantas por timidez, pero en este tipo de perfiles también puede llegar a complicarse la venta. En estos casos pueden servir frases como “si quieres nada más me invitas un café para conocernos y ya”; de esta forma asegurarás el contacto personal, y luciendo linda y portándote servicial en persona, ya será difícil que te puedan decir que no a cualquier cosa que les pidas.

El que no le alcanza

También no falta el típico tacaño que te empieza a regatear queriendo obtener el mejor precio; para estos casos es bueno que autodetermines previamente un margen mínimo al cual puedes ofrecer tus servicios, aunque tampoco se trata de malbaratarte, sino de demostrarle cierta flexibilidad, lo cual lo interpretarán como que tú también tienes deseos de tener un contacto cercano. De igual forma puedes ofrecer ciertas ofertas para hacerlo atractivo: “ok, si lo quieres por ese precio está bien, pero sólo una posición y sin nada extra; en cambio, si aceptas pagarme tanto, te puedo ofrecer también un masaje inolvidable, posiciones ilimitadas y toda clase de deseos (que estés dispuesta a cumplir)”; en ocasiones sólo necesitan probar una primera vez y después podrás sacarles tanto como quieras.

El inseguro

También no falta el novato que muestra desconfianza y hasta cierto temor de cerrar el trato, en este sentido un tono dulce y amable son de gran ayuda, aunque también pueden servir frases como “Te muestro mi certificado de salud actualizado” o “Donde y como tu quieras”; es decir, busca descubrir cual es su inseguridad y de qué forma puedes ayudarlo a aclarar sus dudas y tenerte confianza. Sólo no olvides nunca la “llamada a la acción”; es decir, una frase que orille a tomar una decisión; por ejemplo, “Qué dices, si me confirmas ya, me arreglo, pido un taxi, y nos vemos ahí en una hora”.

El indeciso

Si te sucede que un prospecto se acerca, después desaparece, luego vuelve a regresar para una o dos preguntas y luego no vuelves a saber de él, seguramente está explorando otras chicas y valorando su mejor opción. En estos casos la clave es tratar de marcar diferencia y convertirte en su objeto de deseo; para eso también será de utilidad que tú le preguntes cosas, para tratar de saber cuales son sus tendencias, deseos y fantasías, de esta forma podrás hacerle un ofrecimiento más claro y directa, y así convencerlo de que tú eres su mejor opción.